Volver a sonreir para la foto: los implantes son los nuevos favoritos de la estética dental

Volver a sonreir para la foto: los implantes son los nuevos favoritos de la estética dental

Es algo estético, pero también se puede reflejar en el autoestima y la salud. La boca como órgano es muy delicada y como tal precisa un trato integral. La pérdida de una pieza dental implica muchas veces una desdicha para las personas. Se trate de una rotura o caída total por un golpe accidental o una enfermedad en los tejidos o las encías, como periodontitis no tratada, siempre resulta un tema negativo a resolver, más, si está muy expuesto a mostrar los dientes.

La buena noticia es que se resuelve. La tecnología odontológica unida a la ortodoncia ha contribuido mucho en lograr reparar por completo piezas que fueron caídas hace cortos periodos o muchos años. Y aun cuando se puede creer que colocar uno requiere gran preparación, tiempo y que los implantes dentales en precio son muy elevados, lo cierto es que hay para todos los presupuestos y no siempre requieren pasar horas y días en el consultorio.

Implica la salud porque prácticamente en todos los casos se altera el modo en que las piezas todas realizan la masticación, pudiendo correrse de sus zonas, y además los propios alimentos consumidos quedan adheridos en la cavidad vacía produciendo infecciones. Es precisamente estos posibles los que elevan la posibilidad de padecer caries e inconvenientes crónicos en las encías. El tono muscular se ve afectado en su firmeza, lo que también atañe al habla y la gesticulación.

Para informarnos mejor acerca de los beneficios de los implantes dentales, consultamos a la Dra. Alaya, especialista en tratamientos con aparatos dentales y este tipo de reposiciones, que no contó que, entre las posibilidades para aquellos pacientes a los que les falta una pieza dental, están las opciones de:

  • Utilizar dentaduras postizas, es decir, dientes que son fingidos, y por lo tanto se pueden quitar, en plástico o metal firme.
  • Recurrir a la utilización de puentes, también simuladores, que a diferencia de los anteriores van fijos unidos a los naturales.
  • O recurrir a lo que nos ocupa hoy, los implantes. Ni más ni menos que piezas de titanio sujetadas con tornillo en el hueso para sujetarlo. Con el pasar de los meses, se produce un proceso normal de asimilación, donde ambas partes se fusionan.

¿El más apropiado? Para la especialista dependerá siempre de del número de piezas que estén faltando, y también, no menor, de cómo se halla el resto de los dientes y el estado general de la boca y las encías, ya que es un tratamiento que requiere el paso por cirugía y un buen compromiso del paciente en su posterior cuidado.

Es en la consulta, donde mejor se decide qué hacer para dar respuesta efectiva a este padecimiento. Preferencias, como vimos, hay muchas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *