Consejos para la primera visita al cine de tu hijo

Consejos para la primera visita al cine de tu hijo

Antes de que tuvieras hijos, un viaje al cine era una actividad sencilla de realizar. Te gustó el actor o el anuncio de la película era genial, así que fuiste. ¡Fácil! Pero, si tienes niños pequeños, debes pensar un poco más en una visita al cine, especialmente si es la primera vez que vas con él.

Es vital que te quites de la cabeza la idea de que tener un bebe imposibilita totalmente una salida a divertirte o al cine. Muchos padres utilizan diferentes accesorios para sobrellevar esa primera vez en algún para entretenerse. En la actualidad, montones de empresas han creado soluciones útiles para el trasporte de bebes, como coches, mochilas portabebés, fulares, bolsos, entre otros.

A continuación, te damos consejos útiles para que disfrutes de una tarde de cine con tus hijos.

Asegúrate de que estés listos y que la película sea la adecuada 

¿Cuál es la edad adecuada para llevar a los niños a ver su primera película? Bueno, depende de tu hijo. Muchos niños ven su primera película alrededor de los 3 o 4 años, pero algunos padres esperan hasta que los niños sean un poco mayores, especialmente si son sensibles a los ruidos fuertes o tienen miedo a la oscuridad.

En cuanto a la película, obviamente, quieres algo adecuado para los niños; por lo general, la animación encaja perfectamente. Pero también busca películas que sean de ritmo más lento o más cortas que el éxito de taquilla promedio. Este tipo de películas no siempre se proyectan en el cine del centro comercial, pero está atento a las proyecciones especiales en teatros de arte, iglesias o escuelas donde se muestran películas clásicas para niños en la pantalla grande.

Evitas los anuncios y avances

Muchos teatros muestran una gran cantidad de comerciales antes de la función. Los niños menores de 8 años no pueden distinguir la publicidad del contenido. Además, los avances de películas suelen ser más ruidosos y de ritmo más rápido que la película en sí, y esto puede ser una introducción aterradora al cine.

Es preferible que esperes a entrar cuando ya se hayan acabado todos los anuncios y los tráilers de las películas para que tu hijo este mucho más tranquilo y pueda ver la proyección sin confusiones.

Planifícalo bien 

La mayoría de los niños pequeños están en su mejor momento al principio del día, por lo que la primera proyección de un cine puede ser un buen momento para ir y generalmente está llena de otros niños a quienes no les importará si tu hijo habla todo el rato, enséñale la “reglas de etiqueta” del cine: no hablar, no usar dispositivos y no levantarse sin motivo. Si es muy inquieto, al menos inténtalo, para que poco a poco entienda como debe ser su comportamiento en esos lugares.

Si vas con un bebe más pequeño, en ocasiones puede resultar más fácil. Puedes adquirir alguna mochila ergonómica para trasladarlo como las que encuentras haciendo clic en: https://www.koalita.com.ar/mochilas-ergonomicas/  Asegúrate, de que los niños estén bien alimentados y decide con anticipación si comprarás dulces para no tener que pensarlo en el cine. No serás el primer padre que salga de un cine con un niño que grita, llora o se siente abrumado. Sí, es posible que sientas que es un desperdició de dinero en boletos, pero no quieres obligar a tu hijo a sentarse a ver algo que no está disfrutando. Sin embargo, si no lo intentas nunca lo sabrás. Por otro lado, a veces un breve descanso en el vestíbulo será suficiente para calmar e intentarlo una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *